El visitante más distinguido de México: entrevista con el CEO y Filántropo Moez El Shohdi

moezA menos que conozcas a algún ganador del premio Nobel de la paz o a Bill y Melinda Gates, es muy probable que no conozcas a nadie como Moez El Shohdi. Es difícil transmitir la magnitud o el impacto de su labor filantrópica como fundador y CEO del Egyptian Food Bank ( Banco de Alimentos de Egipto o EFB por sus siglas en inglés) y subsecuentemente también de los bancos egipcios de medicina, ropa, construcción de capacidad, vida digna, y de la red de bancos de alimento regional. El proyecto ha sido tan eficiente que calculan acabar con el hambre en Egipto para el 2020, siempre y cuando no haya guerras en la zona, y tan efectivo que Naciones Unidas ha apadrinado y exportado su modelo a 26 países de África y Europa.

Cuando te sientas a platicar con Moez, actualmente en México porque nuestro país es el primero del continente en adoptar su estrategia para erradicar el hambre, su calidez y buen humor te ganan de inmediato. El personal que lo apoya durante su visita es similarmente acogedor, y a todos les encanta comentar que Eruviel y “El Bronco” pidieron fotos con él en un encuentro con gobernadores la semana pasada. “Todos deberían pensar así,” dice cuando admiro su CV divido en varias partes, entre ellas What he does for a Living (Qué hace para vivir) y What he does for giving (Qué hace para dar), “he intentado instaurar esto como requisito básico de los curriculums, cambiaría mucho nuestro enfoque,” asegura Moez, quien hace pocos días recibió  un reconocimiento como Visitante distinguido del Estado de México.

eco film fest.jpg

Cambiar el enfoque es gran parte de lo que ha logrado en Egipto y otras partes del mundo que batallan con el tema del hambre, construyendo un enorme proyecto filantrópico estructurado rigurosamente como negocio. “Be greedy to feed more needy es nuestro lema,” anuncia con orgullo el también CEO y presidente de la cadena de hoteles Style Image Management, profesión en la que lleva mucho más tiempo que como Fundador del EFB. “Cuando se casaron mis hijos noté que sobraron cientos de kilos de alimentos, y así nació la idea para crear el banco, por mi trayectoria en hoteles instintivamente sabía que esa era una industria en la que podríamos recabar y redistribuir comida a quienes más lo necesitan.” A los pocos años de su apertura en el 2006, el EFB había recaudado cientos de millones de libras egipcias para su operación, era accionista mayoritario en tres granjas de cría y una fábrica de empaques de aluminio, dueño de fábricas y enlatadoras que procesan alimentos, y había atendido a 250,000 familias. Entre las formas en que Moez impulsó el proyecto, una de las más ambiciosas fue convencer al consejo de turismo Egipcio para que oficialmente cambiaran las medidas de los platos que se colocan en buffets, “el tan solo utilizar un plato más pequeño, haciendo que las personas se sirvan menos cosas que no van a comer, redujo el desperdició en un 30% y aumentó el porcentaje de comida no-consumida que es viable para enviar al banco desde hoteles,” puntualizó.

A pesar de su éxito tanto en filantropía como en los negocios, su vida se centra en su familia, y ama pasar tiempo con sus nietos e hijos. Físicamente su imagen es sumamente pulcra y pinta exactamente como hombre internacional de negocios, pero a la vez mantiene un aire muy distinguido que lo separa del businessman tradicional puesto que emana una mezcla de jovialidad, felicidad y emplea sus considerables habilidades en negociación y administración(cuenta con un doctorado en Administración de negocios y hoteles) para el bien. “Hoy en día dedico 20% de mi tiempo a la hotelería, y 80% al banco de alimentos,” menciona casualmente, como si esto no fuera ningún tipo de hazaña sino un deber o una trayectoria sumamente natural.

moez en accion

“A partir del banco de alimentos, nos dimos cuenta que muchas personas que padecen hambre son personas que pueden trabajar y salir adelante, pero como todos necesitan entrenamiento y apoyo. Parte de la labor que hacemos es estudiar a la población que atendemos para saber si son niños o adultos mayores que necesariamente van a depender del banco, o si son personas que se pueden reinsertar en la vida económica,” explica Moez, entrando en detalle sobre la forma de operar del banco y a la vez revelando una perspectiva compleja y humanista, ” los mismos hoteles y restaurantes que son nuestros socios en el banco necesitan trabajadores para varios tipos de labor. En el banco de capacitación (Capacity Building Bank) entrenamos a beneficiarios del banco en areas que les interesan y hacemos un match con las posiciones disponibles con nuestros socios y otros par que realmente dejen atrás la situación de hambre,” agrega, “muchísimos beneficiarios se han convertido en donadores hormiga después de dejar de necesitar el apoyo del banco para su subsistencia, y esto significa que más familias pueden comer.”

A parte de capacitar a personas para que dejen de depender del banco lo más pronto posible, el banco innova en maneras de atacar la hambruna y generar alimentos de modo más sostenible. “Llevamos mucho tiempo desarrollando módulos que regalamos a las familias, en los que pueden cultivar papás con hidroponia, también creamos uno para arrúgula y lechugas. Una parte pequeña la consumen y todo lo demás lo pueden vender, esto puede incrementar sus ingresos por miles de libras(egipcias) al año,” señala, antes de hacer hincapié en las cifras y proyecciones de productividad  e ingresos que hicieron cuando creaban el módulo, y delatando el porqué su perfil como CEO ha sido esencial al éxito del banco. “Estamos comprometidos  con cambiar la vida de las personas,” dice con autoridad y casi como promesa, probablemente del mismo modo que otros CEOs dicen que están comprometidos con ampliar su gama de productos o elevar su porcentaje de mercado. Gracias a la visión y el trabajo de Moez, el mercado del hambre efectivamente se está encogiendo en algunas partes del mundo. También gracias a su trabajo, un nuevo horizonte de sostenibilidad y responsabilidad social se está definiendo en las  grandes cadenas de hoteles internacionales, significando que los viajeros conscientes tienen incluso más herramientas a su disposición para endosar iniciativas orientadas a mejorar las condiciones de nuestro planeta.  food bank

Haz click aquí para ir a la página oficial del EFB
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s